¿Por qué existen las leyes? – Monserrattura bcn
¿Por qué existen las leyes?

¿Por qué existen las leyes?

Cuando se procura el orden social, se debe encontrar la manera en que podamos regirnos por reglas que estandaricen los deberes y derechos de cada uno de los ciudadanos en dicha. sociedad. Las leyes se han inventado para esto, yo diría en palabras más sencillas, que son instrumentos para que todo seamos medidos con la misma vara.

La verdad es que con las leyes, y sobre todo en el respeto de la misma, podemos vivir en una sociedad mucho más organizada y justa, o eso es lo que se busca. Para que las leyes sirvan de algo, los componentes de la sociedad deben acordar respetar tales reglas, pues de lo contrario se va a hacer muy difícil que exista armonía.

No podemos negar que vivir bajo leyes supone un sacrificio por parte de todos los individuos de una sociedad, pues supone dejar la libertad absoluta para vivir  bajo una serie de reglas. Aun así, los mismo miembros de una sociedad, no se apeguen a las reglas y es por eso que muchos tratan de que eso no les afecte.

Por ejemplo, una de las leyes más fundamentales de la vida en sociedad es no robar, pero sabemos que eso no es algo que se cumpla a cabalidad; si fuese así no viéramos tantas cerraduras instaladas en las puertas de las casas, de hecho no harían falta las puertas. Ahora bien, vemos que cada día mas el trabajo de los cerrajeros 24 horas en mongat se hace importante y eso se debe a que existe una tendencia más fuerte a violar esta ley fundamental.

En este caso  la ayuda de un cerrajero economico es el arma que tiene cada miembro de la sociedad para evitar que los otros ciudadanos incumplan los acuerdos a los que hemos llegado; este tipo de acciones se repiten en muchos otros escenarios.

Ahora bien, si como sociedad hemos acordado esas reglas, ¿Por qué hay gente que sistemáticamente las incumplen? Es sencillo, porque no son reglas que han sido llevadas a un consenso con cada una de las personas de la sociedad.

De hecho, para muchas personas estas reglas no son más que una imposición de un pequeño grupo que conocemos como políticos, los cuales son los que toman las decisiones. No cabe duda de que algunos grupos de la sociedad están en contra de la organización de la misa y prefieren vivir en anarquía.

Si, incumplir la ley sostenidamente es una declaración de anarquía y eso no lo puede negar nadie; todo aquel que viola el lay sin motivo alguno está dando una declaración de rebelión. Ahora bien, lo que no se queda claro es que muchas veces el daño no se le hace a quien pone las reglas sino a los otros miembros de la sociedad y eso está mal.

Es decir, son tus vecinos a los que afectas con tus actos, son personas como tú, personas que quizá no estén del todo conformes con las leyes pero que aun así la cumplen, incluso cuando eso signifique vivir con muchas limitaciones.


Comments are closed.